martes, 24 de mayo de 2011

Tutorial: Tarta de chuches

El sábado hizo la comunión un amiguito de Markel. Es un nene muy especial al que tengo mucho cariño y me apetecía hacerle un regalito, pero tampoco quería un regalo-regalo ya que ese día seguro que tenía de todo y me apetecía algo diferente.
Me decidí por una tarta de chuches, que es algo muy lucido que suele gustar mucho a lo niños….y también a los adultos. En esta ocasión me han comentado que estuvieron comiendo gominolas hasta las 4 de la mañana….

No me lo he inventado yo, tan solo le he dado mi toque, y en la red hay montones de imágenes y tutoriales mucho mejores que este.
Necesitamos:

-Poriespán

-Tijeras de sierra

-Papel de aluminio

-Papel de seda

-Palillos largos de los de brocheta.

-Palillos

-Chuches: nubes, regalices, gominolas, ….todo lo que se nos ocurra. La cantidad depende del tamaño que le queramos dar a la tarta.

Lo primero es cortar el poriespán. Pensamos en la forma que queremos dar a la tarta, la trazamos en el poriespán y cortamos. Es importante no cortar con cúter ni con cuchillo de filo, mucho mejor utilizar un cuchillo de sierra. Importante saber que el corte tampoco tiene que quedar perfecto, luego según vamos colocando las chuches se disimula todo.

Presentamos más o menos cómo va a ir la tarta. En esta ocasión decidí hacer una casita a modo de iglesia y una peana para colocar un muñeco de niño de comunión.
Yo para cada uno de los pisos de la tarta suelo poner dos capas de poriespán ya que el que yo utilizo no es muy grueso.

A continuación envolvemos cada uno de los pisos con papel de aluminio. Esto es para que las gominolas no entren en contacto con el poriespán.

Últimamanete las forro después con papel de seda, preferiblemente rosa. Aunque en esta ocasión he utilizado uno rojo a lunares que tenía por casa. Esto es para que si nos queda algún hueco no se vea el papel de plata.

Una vez tengamos todos los piso envueltos es la hora de unirlos entre si. Para ello utilizamos palillos de brochetas, de los largos. Clavamos atravesando todos los pisos y listo.


Una vez que tengamos ya la tarta esbozada, llega el momento de empezar con las gominolas. Yo he utilizado palillos de dos tipos, unos los típicos de madera (muy importante que sólo pinchen por un lado!!!!, la otra punta tiene que ser roma), y otros de plástico en forma de espada. Si no encontramos los palillos de plástico, que desde luego no es fácil, se pueden clavar todas con los palillos de madera.
Respecto a las chuches, yo suelo comprarlas por paquetes en el Dia, Lidl, Sabeco,….Luego ya en tiendas de chuches donde hay más variedad compro algunas más especiales, regalices de colores, nubes en forma de seta, no se, cosas más especiales para darle el toque final. Para esta tarta que veis yo calculo que habré colocado unos 4-5 kilos de gominotas. Os aseguro que caben muchas!!!!!
A la hora de colocar las chuches me gusta empezar de abajo a arriba, y suelo se bastante ordenada, manías mías. Me refiero a que si empiezo una fila de nubes, me gusta que toda la fila sea de nubes, no me gusta colocar gominolas al tun tun.


Y así poco a poco vamos colocando hasta terminar. Lleva tiempo, yo la hice en dos sesiones de unas 3 horas cada una. Es importante que si hacemos una parte un día y lo dejamos para seguir al día siguiete, lo cubramos todo bien con celofán, o que lo metamos en una bolsa grande. En caso contrario las gominolas se pueden quedar duras y no están buenas.
Aquí está el resultado, la Iglesia con su cruz arriba (hecha con palillos e hilo dorado), el muñeco de comunión, otro regalito que le hice….
Fue un éxtito y al niño le encantó.



¿A que dan ganas de hincarle el diente?

No hay comentarios: